martes, 6 de diciembre de 2011

Música en las Palabras: Mirada color sepia

Quebrando al número sagrado me adentro a lo que tenía que ocurrir. Pero nada tiene que ver, solo una imagen que mira hacia algún lado:



Un sigil no lanzado a la inconsciencia ronda en las mentes de lo posible, pero no tiene motivo de ser y desaparecerá entre tantos fallidos pensamientos. Que caprichosa es la mente que simula al nacimiento y a sus milagrosas maravillas de probabilidades.


Pero lo que acontece aquí es el pasado que vuelve a surgir, te creía eliminado o al menos concluso, pero no, vuelves a surgir incluso en esta otra mascara de realidad. ¿Qué quieres de mí? ¿Qué comience a vivir de una vez como lo haría cualquier otro ser? La negación es constante y el dolor es consentido sin ser extremo.

Pero miro a través de esos ojos... y nada me es claro. Desde la prisión de lo condicionado por la vida uno solo puede observar. Pero al menos, puedo observar la más bella de las imagenes, la cual evoca más preguntas que respuestas. Inalcanzable, tan fija en el tiempo esa mirada y tan pensativa y profunda como el abismo al que me enfrento ahora. Necesito tiempo para ordenar la vida, pero ha llegado un punto en que es ya más las piezas que no encajan.

A través de esos ojos se detona inteligencia, o algo más que alcanzar. ¿Qué es lo que miras? Es tan expresiva toda esa imagen... desde esta prisión invisible permitida me acurruco un día más, esperando al inevitable suceso que dará paso al cambio.


Gracias por inspirarme con tu mirada.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites