viernes, 9 de diciembre de 2011

Entre lagrimas, imagenes de ti

http://www.youtube.com/watch?v=UmFFTkjs-O0


Hoy has despertado de deseos de una alegría inaudita, y lo conseguirías si no fuera por esa tristeza con la que dormiste anoche.

Te asomas por el balcón con intención de comerte el mundo, pero no logras ni evitar cerrar los ojos por los rayos tan majestuosos del día, todo, por esa cólera que te invadió anoche.
Asomas de una vez al interior, luego más al interior aún y por fin lo encuentras, lo que niegas desde hace unas pocas horas, eso que es imposible olvidar tan pronto. Por fin, te pones a divagar con cordura.


Son solo imágenes pero te hacen sentir tan bien... esa alegría mezclada con la más cruda de las tristezas, esas sonrisas por lo hermoso que fue todo a pesar de los golpes al ánimo y al ego de almas gemelas. ¿Qué ibas a hacer si no? Las palabras afiladas siempre están a la mano hasta del más tonto.
Quieres gritar de ansia, pero no puedes... quieres llorar en busca de consuelo, pero no serviría de nada... deseas volver a besar pero mejor olvidar antes que aferrarse a olvidos estúpidos de esos tan cortos del auto-convencimiento.


Asomas de nuevo y por fin comprendes algo, pero nadie te advirtió, eso se aprende solo, se enseña solo con vida propia. Los ojos cerrados son el mejor maestro en ese momento, eso, y lagrimas atrapadas que evocan imágenes.
Son solo imágenes ya pasadas aún recientes de sensación, imágenes que aún cruentas te acompañaran para animarte y hacerte más fuerte en el resto de tus días. Son imágenes de esas saladas pero que saben a la gloria que todos quieren alcanzar, imágenes de dolor que siempre estarán para hacerte sonreír por los yoes pasados. Imágenes al fin y al cabo...


No hay nada en el mundo, nada, que pueda volver a imitar aquello, todas esas situaciones juntos, todas esas emociones con nombre propio y conocidas pero únicas en su especie, todos esos silencios tan idénticos por fuera pero diferentes por dentro...


Un último beso es traído por el viento antes de asumir del todo el punto y aparte en tu vida, ahora sientete especial de nuevo por aquello que nadie más, ni siquiera tú, podrá vivir.
Extrañarás esa ecuación en tu memoria, sí, extrañarás esa pesadez del tiempo caprichoso que pasa lento para darte la recompensa, sí, extrañarás olores en mil lugares dentro de la misma habitación, sí, pero nada de ello podrá sustituir la persona que eres ahora, ese combatiente quebrador que sobrevivió a la guerra ya tan lejana de anoche.



Por fin logran salir las imágenes a través de lágrimas, pero ya no sirven aún acompañadas de la frase que lo arregla todo, esa frase que siempre viene en el peor momento y que solo le basta un segundo para aclararlo todo. Levanta bien alto la cabeza, pues el día te saluda orgulloso de ti, aunque te sientas la persona más desdichada del mundo, en el fondo sabes ser feliz por todo lo que te fue otorgado, aquello que de otra forma no habría sido dado.



Ahora sonríe, mientras ves alejarse imágenes de ti...

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites