martes, 29 de noviembre de 2011

Cuando la música está sobrevalorada




La trampa definitiva, el único truco de cartas que nadie se ha molestado en confirmar, ese pecado nuestro que conocemos de sobra pero el cual no hacemos nada para remediarlo.


Me refiero drásticamente a esas películas y obras acompañadas de música como pueden ser hasta los videojuegos. La mayoría de ello no es tan genial como creemos: es el efecto de la música y su terrible simetría como decía aquel poema sobre el tigre.



Analiza todas las grandes obras de un arte que poseen música, verás que absolutamente todas tienen una gran banda sonora. Ahí está en parte el secreto de su éxito, y eso es bueno y malo a su vez. Lo bueno es que redondea aún más la obra, si ya es buena de por sí pues ponerle una música perfecta a su ambientación pues la eleva aún más en el trabajo bien hecho. Lo malo es que disfrazan esos trabajos a medias y pueden engañar fácilmente a quien no esté atento.
Cuando converses con un amigo fíjate que al recordar películas o videojuegos de hace años automáticamente surge su canción principal. El cerebro asocia tal obra con una canción en cuestión que siempre suele gustar. Ahora poneros a hablar más en detalle sobre dicha obra, como resultado veremos que en más de una ocasión recordaremos detalles que se cuentan con los dedos (salvo, como se ha dicho, si la obra lo merece, que entonces habrán largas conversaciones).



Claro ejemplo son los ochenta, de las décadas más flojas en cuanto a cine, música y otros artes se refiere (sí, hay grandes obras maestras, pero comparadas con otras épocas esta se queda corta y coja) pero la cual es recordada con un sabor dulce principalmente, daros cuenta, por las canciones de las películas. Por poner un ejemplo: los Goonies molan, pero se sobre-exalta o se hace siempre referencia a ellos por la Cindy Lauper, artista que solo duró media canción y que la pobre no daba para más (ha seguido su carrera, pero para el mundo ya se sabe que canción tiene solamente). Un gran admirador de la película te habla de esta y sus escenas, pero alguien que realmente no sabe de que habla te saltará con la canción porque es siempre lo más fácil de recordar.
También pasa con series como el Equipo-A, MacGyver o Se Ha Escrito un Crimen (raro que no hayan hecho un remake hollywoodense de estas dos últimas), las cuales solo son recordadas por sus canciones y personajes. Raro es el caso de alguien que recuerde más de un episodio de las series citadas, los hay, pero poco. Aún encima cuando son recordadas son flojas o un poco "tontas", pero la principal excusa es que los tiempos cambian y es buena por la época en que salió o lo otro de que ese era su encanto. Lo segundo puede valer, pero la primera excusa no, ya que una buena obra sabe avanzar en el tiempo o adelantarse. Esa es para mí una de las claves del buen arte.


En los videojuegos estoy cansado de los quinceañeros que pican con el juego de turno porque ya en el trailer flipan con el tema principal. Ya acostumbrado, sé que no debo picar y que seguro es solo un software más para sacar dinero y del que solo recordarás su música. Pero la sugestión es poderosa y lo acabaremos creyendo que es de lo mejor que has vivido. Algo así me pasó hace poco en una charla sobre el Zelda, donde todo el mundo exalta al Ocarina of Time. Es un gran juego, todos lo sabemos, pero si lo despedazas parte a parte verás que es una copia casi exacta del anterior Zelda (el de Super Nintendo) solo que en gráficos 3D (otra miel para moscas cogida de la mano con la música) y que posee de las mejores bandas sonoras de un Zelda, que además puedes interpretarlas con la ocarina. Por lo demás, no aporta nada nuevo, no innovó en los videojuegos a mi parecer, ya que incluso se le adelantó el Mario64 con esa locura increíble de mapeados en 3D dentro de la misma consola.



En mi opinión creo que la música en otras obras de arte debería ser nivelada a la altura, es un poco ratero eso de tapar una obra mediocre con una gran música. Es mi opinión y así lo veo, creo que deberíamos tener cuidado con ese pequeño gran dato y fijarnos en todos los aspectos y detalles posibles.
Lo digo por experiencia, que alguna vez me ha pasado el saber que una película iba a triunfar solo con escuchar su música, para luego ver que no era para tanto.

6 comentarios:

Tremendo artículo, y bastante de acuerdo. Precisamente mientras lo leía, se me pasaban por la mente series tan conocidas como Se ha escrito un crimen y otras de por la misma temporada (de las que casi irónicamente ni me acuerdo, pero bien que recuerdo su sintonía xD).

Ahí está el tema, creo que son los mejores ejemplos posibles xD

Hombre de los 80 yo tambien salvaría "Star wars" pues todos recordamos la banda sonora.

Valora en upnews.es: La trampa definitiva, el único truco de cartas que nadie se ha molestado en confirmar, ese pecado nuestro que conocemos de sobra pero el cual no hacemos nada p...

De los 80 hay muchas cosas salvables, pero ya digo que son pocas comparadas con otras épocas. Para mí esa década tuvo un bajón cultural en general.


¡Y gracias por pasar el enlace a upnews! Mola :)

Leer este artículo me ha recordado a una serie de análisis sobre la música de ocarina en el Zelda OoT y las muchas consideraciones que hay detrás de algo aparentemente simple. En su día me parecieron geniales.

Os dejo el link a la primera parte, espero que os resulte interesante.
http://cruiseelroy.net/2008/04/ocarina-music-1/

¡Qué gran enlace! Aún estando en inglés he comprendido bastantes puntos, en la sencillez se puede lograr lo que se desee.

Seamos sinceros, sin esta música el juego no valdría ni la mitad, deberían probar otra vez con un Zelda "musical" como este.

Publicar un comentario en la entrada

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites