lunes, 25 de febrero de 2013

Todo Sigue Siendo un Juego



Nada ha cambiado desde niños, todo sigue siendo un juego; sólo que ahora nos lo tomamos más en serio:

Nos explican reglas a seguir, las obedecemos o no, penalizando y dificultando nuestro objetivo de ganar si no las cumplimos.

Nos organizamos en grupos y vamos haciendo todos lo mismo, valorándose aquellos que lo hacen mejor y ganándose el favor de los demás jugadores cuando tengan que ser elegidos la próxima vez.

Competimos, pero ahora vamos a matar si hace falta; todo sea por ganar el juego.

Aprendemos, algo que nunca se dejará de hacer, donde los nuevos conocimientos pueden ser menos inocentes o permitidos por los demás jugadores.

Sigue habiendo emoción, pero se muestra distinta, jugándonos (quizás, literalmente) otros aspectos más serios.

Podemos seguir apostando "cromos" o "tazos", pero con una garantía de valor bien diferente.



Es lo normal si de niños nos enseñan jugando, así que seguimos actuando como aprendimos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites