lunes, 6 de marzo de 2017

Una Reflexión

Esta reflexión surge a partir del relato de la entrada anterior “Nuestra Ley (Un Subnormal en la Guerra): http://buenoyente.blogspot.com.es/2017/03/nuestra-ley-un-subnormal-en-la-guerra.html?m=1

Lo he compartido por varias webs, y de ahí surgen dos comentarios de lectores/as que aseguran: “Hay temor a los políticamente correctos” y “Uf, el prejuicio y lo políticamente correcto me hacen no apreciar del todo la calidad del relato”.
Esto me lleva a pensar en la actualidad y en el futuro. En un mundo donde todos terminan callando por temor, en un paraje desolado, en una censura por miedo a expresar lo que se piensa. Es el qué dirán que se avecina, adaptado a un siglo extraño que sólo acaba de comenzar.
Confieso que el título del relato es intencional, pues sabía que en parte eso atraería lectores. El término subnormal se ha desvirtuado por usarse más como insulto, pero leyendo el contexto se comprende que no pretende ninguna mala intención, sólo completar la dureza que narra. Pero hoy en día la literatura ha perdido la fuerza de su imparcialidad, el separar autor de obra, el objetivo principal de evocar un mensaje, de contar algo. Las prioridades han cambiado, y el nuevo arte buscará por ser perfecto de un modo que no ofenda a nadie. Eso es matarlo, y viendo las disputas que nacen por nimiedades no pretendidas, el arte máximo será un lienzo totalmente en blanco, si acaso eso no ofende a la gente de color según la gente que no es de color.

Es por ello que lo digo aquí y ahora: declaro la guerra a lo políticamente correcto. Estoy harto de malinterpretaciones rebuscadas, quiero volver a la vida que tenía antes por un único motivo: La vida era más sencilla.
Se dice que la ignorancia trae la felicidad, pero no estoy de acuerdo. Tener amplitud de conocimientos y cultura te va dando una libertad y un conocimiento sobre el mundo estimulante, sobre todo con debates que ayudan a responder preguntas, en pos de las existenciales. Ahora lo que traerá la supuesta felicidad es la sencillez.
Deseo volver a una sociedad donde llamar subnormal a un amigo era un patrón de camadería, como llamarlo “joputa”, que no se lo dices en serio, pues en ese otro mundo todo el mundo entendía el tono y la circunstancia. Cuando uso el lenguaje en teoría “machista” no denigro a la mujer, jamás, es el lenguaje social que aprendí y que conlleva de por sí el contexto sobrentendido que no va a malas, que es un idioma que según dónde y cómo se use realza su significado real junto al de expresión y comunicación.
Os declaro la guerra, arregla vidas que no solucionan la suya propia. Libertadores que no os diferenciáis de los extremistas. Soy pura teoría que no actúa, que desinforma porque os queréis sentir integrados o a saber qué, aún no comprendo esa postura de perseguir a quien no es vegano, feminista o, lo nuevo, a quien es “especista”, alguien que usa un lenguaje que degrada a los animales.
Pero lo peor, lo que me saca las tripas es vuestra sordera, que cuando surge una de vuestras críticas no escucháis a ninguna de las partes, siquiera a quien lo causó. Una modelo regordeta posa de otra forma y ya es para gastar vuestra energía en causas que ni llegan a serlo, exagerando como críos o inexpertos. La propia modelo dice que ella posó así, nadie se lo dijo, pero no sirve. No queréis reconocer vuestro error, vuestro fallo de exaltación apresurada digna de políticos radicales o de aquellos que quieren convencer a toda costa. Es todo cuestión de orgullo, ¿verdad? En el fondo queríais sentiros integrados y ahora ya no podéis salir de ahí por una dignidad auto-forzada y convencida. Por ese orgullo estáis cayendo en una espiral de auto-destrucción donde arrastráis a todos.

El futuro con el que soñáis es silencioso, nadie habla por puro terror. Vais a crear un reino de mudos que miran dos veces antes de cruzar la calle; ya no te digo antes de hablar. Nadie tendrá derechos, la ironía absoluta cuando quienes lo proclamaban los defendían. Espero que os sintáis solos en ese páramo social. Espero que la hipocresía se os atragante cuando os rodeéis de sumisos.
Por favor, vuestros traumas a otra parte. Quiero volver a ese Internet donde la gente hablaba, sin más, sin leer varias veces los mensajes anteriores, no sea que lo que se diga estigmatice de por vida a alguien que sólo quería vivir.

Me pregunto cuál es vuestro concepto de diversión. Quizá esa palabra también será erradicada, no vaya a ser que alguien se ofenda.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites