viernes, 24 de julio de 2015

Consejos para mejorar tu Vida





Agradezco a http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2014-12-14/10-grandes-trucos-para-mejorar-tu-vida-que-parecen-ilogicos-pero-que-funcionan_482248/ por aparecer en el momento oportuno al idear este relato. Será cierto que el Universo conspira a tu favor... o no.
 

¡Mejore su vida ahora mismo con estos útiles consejos!

–Ya.

Paso número uno: ¡Sonría! Verá como su cuerpo se anima y se activa. ¡Todo será más fácil!

–Ya lo hice. No noto ningún cambio.

Número dos: ¡Mejores en una afición! Al principio será costoso y horrible, ¡pero con el tiempo ganará en orgullo y satisfacción!

–Ah. Bien. Sólo tengo una afición, y hace tiempo que me cansé de ella.

Tres: ¡Haga amigos! Cuantas más personas conozca, más puntos de vista tendrá. ¡Mejore sus futuras experiencias en compañía!

–Tengo a mi madre que da buenos consejos. Y sin gritar. A los amigos hace tiempo que no los veo. En parte les comprendo.

A por la cuarta: Comparte, sobre todo emociones y momentos… 

–Por favor, ya me he cansado de ésta lista. Veamos la siguiente:

*10 grandes trucos para mejorar tu vida que parecen ilógicos pero que funcionan…

–Sorpréndeme. Advierto de antemano que no es fácil.

Come verdura y fruta.

–Guay.

No fumes.

–Hecho.

Haz ejercicio.

–Vamos mal.

No bebas mucho alcohol.

–De vez en cuando vendría bien.

Duerme lo suficiente.

–Sin problema.

Sonríe.

–…ya está. ¿Y ahora qué?

Practica tus aficiones.

–Ajá.

Sé amable con lo que te rodea.

–¿Me portó bien contigo, mamá…? Me lo imaginaba.

No digas palabrotas.

–Me cago en Dios, ve al grano.

En apariencia, es fácil conocer los trucos básicos para llevar una buena vida. Pero no vivimos en un mundo ideal y, al final, terminamos siendo posibilistas, es decir, haciendo lo que buenamente podemos aunque no siempre sea lo mejor.

–Ya te digo.

Por lo general, es fácil descubrir utilizando simplemente la lógica –o la sabiduría popular– aquello que…

–Bla, bla, bla… veamos qué magia me tienes que mostrar.

No hagas ejercicio todos los días…

–Oh. Vale. Sin objeción.

…pero haz deporte cuando estés más cansado.

–Entonces en cualquier momento.

Come grasas.

–Mi madre me mata si engordo más.

Para adelgazar, come más.

–A ver si te aclaras.

Toma comida caliente para refrescarte.

–Carroll, ¿eres tú?

No hagas lo que le gusta a tu pareja

–Si la tuviese lo haría sin que me lo dijeras.

No te laves los dientes después de comer

–Por mi parte no lo hago.

Si quieres ser feliz, ve películas tristes.

–De hecho entre mis favoritas está “La Vida es Bella”. Vaya, tenemos en común una contradicción.

Paga en metálico si quieres adelgazar.

–¿Te refieres a que compre alguna especie de producto o contrate un régimen especial?

Ve al trabajo en metro.

–No tengo trabajo… me he cansado de estas listas, ¿por qué ninguna me tiene en consideración? No, mamá, estoy harto, por mucho que pases junto a mí no lo comprendes. Me da igual que te sientas triste, ¿eso va a arreglarme? Todo el mundo es egoísta, nadie escribe sobre gente como yo porque no aportamos nada a la sociedad, ¡como si fuese mi culpa! Si por mí fuera tendría hasta varios trabajos… qué idioteces digo, perdona. Si fuese como los demás, sería eso mismo: uno más. Andaría sin preocuparme de dietas, comiendo hasta saciarme, sin preguntarme si he ofendido a alguien durante el día. Y si me preocupara, me duraría poco. Si lo hago contigo, mamá, me preocupo. Me refiero a que si fuese como los demás me dejaría llevar por los días, y vería algo distinto a este cuarto… o estaría atrapado de por vida en la misma calle. Tendría un perro, hasta que me cansara y encima me diera pena verlo morir. No me importaría tener una novia regordeta, y en el fondo discutir debe de ser divertido… hasta que te casas. Al menos tendría un día que recordar y por el que sonreír de verdad. ¿Qué dices? Claro que mis sonrisas son sinceras, sobre todo cuando me traes de comer lo que más me gusta. Pero me gustaría también conocer esas sonrisas y risas que veo en la televisión, en esos momentos cuando no mienten o hacen anuncios. Quiero saber por qué alguien tiene derecho a hacer lo que quiera, el cómo fue que conseguimos eso… no estoy llorando, mamá, déjame en paz. No me toques, ¡largo…! … … …lo siento. Vuelve. No me dejes aquí a oscuras. Estoy harto de dormir. Si voy a dormir que al menos sea como lo hacen ellos, entre rutinas y sorpresas; entre amores y odios aunque sean fingidos; soñando por una vez en que sí se pueden cumplir los deseos. Padre me machacaba la moral, y que irónico que terminara así, parece como si sus golpes hubiesen tenido un retroceso temporal, o que también afectaran a mi alma y no supe verlo a tiempo. Los médicos me han dicho que no me queda mucho, pero lo han dicho tantas veces que ya ha perdido el sentido. Cómo odio que se equivoquen tanto. Ojalá legalizaran lo que tú y yo estamos pensando. Como ves, soy consciente de que no hablo solo. Desde el principio me escuchas, y te lo agradezco. ¿Qué le queda, si no, a alguien como yo? Gracias, espero que al menos tú sí puedas beneficiarte de esos consejos que he leído y que invaden el por doquier. Si alguno funciona, dímelo, y disculpa si no lo pongo en práctica: es verdad que no puedo. Lo siento. ¿Qué cómo hago para aguantar cada día? Pues teniendo el consuelo que en algunas cosas soy igual que los demás. Eso me hace sentir que no soy diferente, que al menos yo también me mojo y me quemo. Me queda el consuelo de saber que conmigo se usará la misma cantidad de tierra para enterrarme, sin importar quién fuera, la misma tierra que se usaría con un rey. Ey, no te preocupes por mí, hace tiempo que asumí que yo ya estoy muerto. Por eso agradezco cada minuto de vida extra que se me ha dado. ¿Te imaginas que en verdad la muerte se ha olvidado de mí? Eso sí que sería una putada, ¿eh? Espero que no te suceda lo mismo. Oh, ¿ya te vas? Vale. Entonces cuídate. Hazme caso, cuídate. De verdad. Un abrazo figurado y cierra al salir, estoy en uno de esos momentos en que me apetece estar solo. Gracias.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites