domingo, 26 de agosto de 2012

Ajeno



Cuando se es ajeno a la realidad hay varios caminos por surcar, escoger lo que se nos propone o cambiar por experimentar. La realidad es tal cual, inamovible, ¿te puedes creer entonces qué es de lo más mutable que existe? Contradicciones, acostúmbrate a ese palabra y tendrás más posibilidades de sobrevivir.


Acuéstate en el sillón o sofá favorito, toca su textura, siéntela, de eso está hecha la realidad. Pero, cada uno percibe las cosas de una manera, se supone, ahí queda el asunto porque nadie se pone de acuerdo. Solo sé que se puede tocar, sentir, analizar, apuntar en una libreta y aumentar el montón de datos ya existentes de lo supuestamente existido. Que ganas de acumular, ya sea físicamente o hipotéticamente, que ganas...
Pero si la cosa solo quedase ahí... aparte de lo físico, de la realidad que ya estaba ahí antes de nosotros, está lo metafórico, ¿cómo? ¿Añadir más cosas al montón? Que ganas por favor... ¿y cómo se come eso? Pues de manera literal seguro que no, pero si figuradamente escarbando en la mente, es más fácil de lo que parece.
Coge un objeto favorito y dale un beso, tal cual, ¿qué se siente? Aparte de tonto perdido pues le estás dando un valor a esa cosa, un sentido que de otra forma no podría tener. ¿Qué estamos locos? Pues al parecer no, porque cosas así las hacemos todos y todos los días.


Otro punto a tratar es exagerar lo imposible, bueno, mejor dicho, lograr lo que no se puede. Intenta besar el sol, ¿a qué no puedes? Pero si te pones desde un angulo concreto pues... ale, conseguido, ¿qué es hacer trampas? ¿Quien ha dicho que la vida y realidad tengan reglas? También te digo que te lo puedes imaginar, o dibujar, o escribir o... cuanta cosa, tantas, que al final olvidamos como es vivir.
Es tan correcto decir que somos ajenos a lo que vivimos como que no, somos dos caras que viven lo mismo, sienten por igual pero sacan conclusiones diferentes. ¿Qué es la realidad entonces? Algo que seguro que está ahí porque lo pisamos pero algo que... es inestable, muta a nuestro antojo.


Cuan necesaria es una asignatura en el colegio sobre la vida, un "Como vivir y comprender la vida", cuan necesaria es. Aunque me paro a pensarlo mejor y creo que no sacaríamos nada en claro, sería una asignatura inútil donde aprenderías de todo, única en su especie, o no. ¿Es acaso la especie humana una manía en sí? Manía por querer perfeccionarlo todo, catalogar, desear, buscar, preguntar, responder, huir, abrazar, convertir... somos manías con patas, y ya no sé ni lo que digo.


Al final optamos por lo sencillo como diría esa teoría. Al final optamos por sentarnos en el sofá boca abajo y dejarnos llevar, por el más absoluto de los movimientos quietos mientras dejamos que la vida siga haciendo su papel, mientras la mente sigue disfrazando la realidad para nuestra comodidad.
Se asoma el sol, tan puntilloso como siempre, él si que no tiene problemas de hacer su trabajo, y ni siquiera le pagan... hasta bocabajo mola verlo. De frente, de lado... que perfección. Un segundo después ya no es lo mismo... ... ... ...se podría ir un rato al cuerno la vida, ¿no?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites